¿Cuántos tipos de SEO existen y cómo escoger el mejor?

Contenido del artículo

El SEO o Search Engine Optimization (optimización en motores de búsqueda) es algo fundamental para el marketing digital. A diario, miles de millones de personas hacen búsquedas en los diferentes motores como Google. Para que tu web no pase desapercibida y aparezca en los resultados, hay que poner especial atención a la optimización en los motores de búsqueda. ¿Sabías que existen distintos tipos de SEO? ¿Cómo escoger el mejor? ¡Te lo contamos!

La importancia de los tipos de SEO

El SEO es gratuito, pues, básicamente, cualquier página web puede aparecer como parte de los resultados de las SERP. El gran problema es que, para escalar posiciones en las páginas de resultados, es necesario que el SEO esté muy bien optimizado. Todo depende, además, de cuáles son tus objetivos: atraer tráfico, mejorar tu posición, aumentar las conversiones, etcétera. Aquí es cuando entran en juego los tipos de SEO.

Comprender los tipos de SEO es una de las mejores maneras de saber por dónde empezar, si acabas de lanzar una web y todavía no sabes si contratar o no los servicios de una agencia de marketing digital. Te contamos que existen tres tipos de SEO: en página, fuera de página y técnico.

El objetivo del SEO es posicionar en los motores de búsqueda

SEO en la página (on page)

Se trata de cualquier tipo de acción que realices con el contenido de tu web para mejorar su clasificación en los motores de búsqueda. En pocas palabras, consiste en ocuparse del contenido que aparece en tu sitio. ¿Por qué es tan importante? Porque un contenido bien estructurado permite posicionarse mejor en los motores de búsqueda, aumentar el tráfico y las conversiones, etcétera. Ten en cuenta que el algoritmo de Google muestra a los usuarios resultados que aportan valor.

Como parte del SEO on-page encontramos las siguientes acciones:

  • Asignar una keyword a cada página indexada dentro de una web.
  • Optimización de los títulos de acuerdo a las keyword escogidas.
  • Actualización de las descripciones de productos y/o servicios. Esto también es recomendable hacerlo atendiendo a ciertas keyword.
  • Creación de contenido para el blog. De nuevo, la redacción de estos artículos para el blog sigue ciertos parámetros SEO que incluyen la búsqueda de keyword y una redacción fluida.
  • Mejorar o actualizar un artículo antiguo del blog o una página de producto/servicio.
  • Dar estructura al contenido utilizando etiquetas HTML.
  • Generar un plan de contenidos de acuerdo con el embudo de conversiones y cada etapa que sigue el cliente.

Tipos de SEO: off page

El SEO off page o fuera de página es precisamente, cualquier acción que realices fuera de tu web con el objetivo de mejorar la clasificación. Para poder adoptar este tipo de SEO es necesario contar con backlinks de buena calidad. Lo importante aquí es mejorar la posición de tu página en Google. El primer paso es generar los backlinks, ¿Esto como se hace? Lo más habitual es tirar de los artículos patrocinados. Básicamente, se trata de que un artículo de tu blog, aparezca citado (y enlazado), en otra página.

¡Mucho cuidado con esto! No confíes la redacción a cualquiera. Y es que hacer publicidad de más o citar demasiado la keyword principal, puede traducirse en algo negativo para Google. Por lo tanto, tu web pasaría desapercibida. Ese enlace generado se convertiría en un backlink y es una excelente manera de optimizar el SEO de tu página. Además de backlinks, el SEO off page también se centra en otras acciones como:

  • Generar contenido para redes sociales y gestionarlo.
  • Crear contenido en plataformas como YouTube o Twitch.
  • Divulgación de tu sitio web, por ejemplo, en Meta Ads.

SEO técnico

Dentro de los tipos de SEO este es probablemente el más complicado, pues se centra en el aspecto técnico de tu sitio web (backend) y que puede afectar, entre otras, la rastreabilidad, la experiencia del usuario, la velocidad del sitio, etcétera. El principal objetivo del SEO técnico es que los usuarios puedan navegar fácilmente por la web, que encuentren lo que están buscando y, por supuesto, que la página cargue en cuestión de segundos.

Dentro de los tipos de SEO está el técnico, que mejora la velocidad de carga de la web

Ten en cuenta que, si la página tiene una estructura compleja, si las cosas no están a la vista, si la navegación no es intuitiva y si la web tarda mucho en cargar, aumentará la tasa de rebote. Los usuarios quieren encontrar las cosas rápido y de forma fácil: céntrate en este aspecto. Además de una tasa de abandono de la web, que la página no funcione bien podría traducirse en reseñas negativas en Google. ¿Qué puedes hacer como parte del SEO técnico?

  • Auditoría técnica de la página.
  • Revisar la web en busca de contenido duplicado o erróneo.
  • Utilizar archivos robots.txt para que Google sepa cómo rastrear tu web.
  • Diseñar e incorporar un mapa de tu página.
  • Optimizar los contenidos, de manera que la velocidad de carga sea rápida.
  • Adaptar la web a distintos dispositivos: ordenadores, tabletas y móviles.

Tipos de SEO para mejorar el posicionamiento en los SERP

Ya sabes cuáles son los tres tipos de SEO más importantes y qué acciones pueden llevarse a cabo, pero no son los únicos SEO que existen. Ten presente que lo más importante es mejorar la visibilidad en los SERP. Para esto, hay muchas estrategias y métodos que, en ocasiones, no guardan una relación estrecha con los tipos de SEO que hemos mencionado anteriormente. ¿Cuáles son estas acciones?

Mejora el contenido multimedia

Muchas personas se centran en subir contenido multimedia (imágenes y vídeos) de calidad, pero no es suficiente. Estos también tienen que ir optimizados para SEO. En el caso de las imágenes, deben contar con las etiquetas HTML adecuadas. ¿Por qué? Porque así podrán aparecer en las SERP. Cambiar el nombre del archivo y agregarle unos atributos puede generar tráfico hacia tu web.

¿Cómo? Por ejemplo, supongamos que cuelgas la imagen de una pulsera de tu tienda en línea. Si a esta pulsera le agregas una descripción como «Descubre las mejores pulseras de barcos vikingos», es muy probable que, si un usuario hace una búsqueda con términos similares en Google Imágenes, la de tu web aparezca. Y sí, es bastante más probable que el usuario haga clic sobre la imagen y acceda a tu página.

Los vídeos no se quedan atrás. ¡También es necesario optimizarlos! Aquí tendrás que mejorar el título, la URL, las etiquetas, la descripción e incluso puedes añadir líneas de datos que permitan que el vídeo aparezca (como las imágenes), en los resultados de los SERP. Siempre que los datos estén bien estructurados, Google podrá comprender información sobre el vídeo (y tu web en general) y lo mostrará a los internautas.

Tipos de SEO: el e-commerce

Vamos a hablar del comercio electrónico SEO, que se utiliza para generar tráfico, aumentar las conversiones y, por supuesto, ganar presencia online. Para poder impulsar un e-commerce SEO no basta con actualizar los títulos y las descripciones de los productos y servicios. En este sentido, tendrás que optimizar tu web y aquellos lugares de comercio donde aparezcas como Amazon, Etsy, Vinted, etcétera.

Para saber escoger entre los tipos de SEO, te recomendamos hacer una auditoría

¿SEO móvil?

Cualquiera pensaría que se trata de optimizar tu web para que esta sea compatible con los móviles y tabletas, pero esto forma parte del SEO técnico. Cuando hablamos del SEO móvil nos referimos a la búsqueda de keyword que los usuarios introducen en los teléfonos. Curiosamente, ¡No siempre son las mismas que en un PC! Esto abre todo un abanico de posibilidades, así que tienes que buscar palabras clave que funcionen en los móviles.

Trabaja el SEO local

Si tienes una tienda física, entonces te aconsejamos trabajar el SEO local. ¿El objetivo? Recibir más visitas en persona. ¿Cómo conseguirlo? Para ello tienes que hacer uso de Google My Business. Básicamente, tienes que optimizar el contenido de tu web y, por supuesto, de las plataformas como My Business. Ten en cuenta que los usuarios entran a la web para buscar tiendas, restaurantes, supermercados, etcétera; tener toda la información actualizada en el perfil de tu negocio en My Business, puede atraer a más usuarios de a pie.

Con el SEO local puedes:

  • Crear un perfil empresarial en Google.
  • Gestionar las citas online.
  • Actualizar la información sobre el local como el horario, teléfonos, dirección, etcétera.

Tipos de SEO, ¿Cómo escoger el mejor?

La pregunta del millón: ¿Qué tipo de SEO necesitas? La respuesta es muy sencilla: Todo depende de tus objetivos. Aquí se encuentran el público objetivo (que debe, a estas alturas, estar segmentado); qué es lo que quieres conseguir, por ejemplo, conversiones, tráfico, seguidores, suscriptores, etcétera.

En general, todos los negocios que cuentan con una página web necesitan pasar, en algún momento, por los tres tipos de SEO que te hemos descrito al principio de este artículo. En ello influye mucho el momento comercial en el que tu negocio se encuentre. No es lo mismo una estrategia SEO para cuando vas a lanzar tu página o negocio, que para cuando llevas ya unos años en el mercado.

Para determinar qué tipo de SEO te viene mejor, sigue estas recomendaciones:

  • Haz una auditoría de contenidos con herramientas como Search Console. Esto te permitirá determinar qué contenidos es necesario mejorar.
  • Haz una auditoría técnica, es decir, en la que midas parámetros como la velocidad de carga de la web. Este tipo de auditoría también puedes hacerla con Search Console.
  • Escucha a tus clientes. Sí, esta es una opción nada técnica, pero muy eficaz. Lee las reseñas en Google y los comentarios en redes sociales. Son una excelente manera de saber qué es lo que puede estar fallando o qué es lo que necesitan tus clientes para mejorar la experiencia de usuario y, por lo tanto, la web.

guías | trucos | consejos

Otros artículos del Blog

Deja un comentario

Análisis gratuito

Si tu negocio tiene una facturación superior a 200k al año, ¡podemos ayudarte!
Analizamos tu negocio o proyecto y te indicamos los puntos de mejora. ¿Empezamos?

× ¿Te ayudamos?